buenoshtc@gmail.com

Móvil 644 877 294

© 2023 por Buenos hábitos te crearán.

Creado con Wix.com

MÁS VEGETALES, MENOS PRODUCTOS DE ORIGEN ANIMAL

13.04.2018

Hace tiempo que por razones de estudio y trabajo paré las publicaciones en el blog, he de reconocer que más tiempo de lo que pensaba. Al final rompes una costumbre y retomarla cuesta. Sobre todo porque pienso en qué postear, qué puede interesar, mostrar aspectos diferentes y no más de lo mismo.

 

He pensado con la “excusa” de volver a retomar las buenas costumbres, es decir, el blog, hacerlo introduciendo los viernes una nueva sección que se une a la de los lunes ( y sus recetas) y los miércoles ( y sus consejos nutricionales). Esta nueva sección girará entorno a documentales y/o libros interesantes o recomendables entorno a la alimentación, nutrición, sostenibilidad,… que haya visto/leído (o no)  y que creo que pueda ser de interés.

 

Inaguro esta nueva sección hablando del documental “ UN MUNDO SIN CARNE” de la directora Juliette Guérin.  Hay películas que nos hacen reflexionar sobre el medio ambiente, nuestro entorno, nuestro papel en él, nuestras decisiones diarias y continuas,…  Ésta es una de ellas.

 

“He aquí la historia de un declive anunciado”. Así comienza el documental, (no hay spoiler en lo que voy a contar :) aportando además datos concretos sobre las actuales y futuras consecuencias entorno al consumo excesivo de carne en el que ya estamos y al que se van dirigiendo las nuevas generaciones. Con el aumento del nivel de vida en países con una gran población como China e India y con un consumo cada vez más creciente de carne, según estadísticas, se necesitaría duplicar al mes la producción de carne para responder a dicha demanda. El planeta no soporta este ritmo de consumo ya que de la población actual de 7 mil millones de personas, en 2050 se estiman que se llegará a 9 mil millones.

 

El documental nos habla de la ganadería intensiva como una actividad que contribuye en gran medida al calentamiento global, una agricultura devastadora para alimentar al ganado, conflictos sociales, problemas de salud,… Os animo a ver este documental, que se puede encontrar en youtube, por su divulgación y reflexión que nos aporta.

 

Al margen de lo que uno pueda pensar del documental, parece que cuando uno plantea que de manera personal deja de comer carne y/o pescado, o plantea/aconseja en su grupo más cercano reducir su consumo habitual, que prácticamente en nuestros días es diario, saltan las alarmas o incluso los mitos que ya se han metido de manera muy fuerte en nuestra sociedad: que la carne forma parte de una dieta saludable,  que hay que comer de todo, que de donde sacamos las proteínas, que evolucionamos como especie gracias al consumo de la carne, etc. 

 

Al margen de los debates éticos, nutricionales, antropológicos, hedonistas (el comer es también un placer)…. que se puedan hacer entorno a estas y otras cuestiones lo innegable es la cantidad de recursos que se necesitan para producir carne frente a los alimentos de origen vegetal. Aquí van unos datos:

 

  • Para producir un kilo de ternera se emiten 27 de dióxido de carbono , se necesitan 15.4000 litros de agua y 100 kilos de su proteína necesitan 6.000 metros cuadrados de terreno. Lo mismo para conseguir un kilo de lentejas produce menos de un kilo de CO2, 5.854 litros de agua y 2.500 metros cuadrados de tierra.

 

Si en nuestro mundo occidental resulta tan barato a día de hoy comer carne es porque en otras zonas del mundo existe (o sufre) una agricultura devastadora, en donde además ni forma parte de su patrón alimenticio o de una manera muy reducida.

 

Otro tema para reflexionar es el trato que se da al ganado, espeluznante entorno a ello es el programa “Salvados” de Jordi Ébole  (“Stranger Pigs”) emitido en la Sexta y, desgraciadamente, la nula repercusión y efecto que tuvo para las instituciones sanitarias de nuestro país.

 

Hoy en día, nuestra sociedad está bastante preocupada por comer de la forma más saludable y creo que esa decisión pasa cada vez más por lo que nos cuenta este documental a modo de reflexión. Hay cuestiones más profundas que puede que no se vean a priori, pero que raspando un poco se observa como en el mundo en el que vivimos todo está conectado. Hay una responsabilidad global que pasa por nuestros actos cotidianos que de manera trasversal pasa por nuestras decisiones de consumo, sabiendo el impacto social y ambiental que tiene lo que comemos.

 

Como dietista, y,  eterna curiosa del mundo de la alimentación, cada vez siento más esta relación entre ética, moral, sostenibilidad que también se plasma en nuestro consumo en cuanto a la alimentación. No pretendo imponer una visión, pero sí cuestionar la omnipresencia (tal y como se nos venden) de los alimentos de origen animal, principalmente carne y pescado. De hecho, desde 1985, cada 20 de marzo se conmemora el día sin carne, visibilizando esa necesidad de cambio para concienciar a la población de comer menos carne y seguir más una dieta basada en alimentos de origen vegetal.  Todo es debatible y cada uno argumentará el porqué toma las decisiones que toma, pero los datos están ahí y está claro que nuestro consumo (hacia un lado u otro) puede cambiar el mundo. Mundo que dejaremos a las generaciones futuras.

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

"VEGA" más que un restaurante vegano

April 12, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes

February 25, 2019

September 24, 2018

September 3, 2018

Please reload

Archivo